Dispedisa

¿Eres mayor de edad?

marcas

Cabecera

CONTENIDO

El Gin Tonic perfecto

1. EL VASO

- Nunca en vaso de tubo. Ya sea en copa de balón o en vaso sidrero, la boca ancha nos permitirá percibir los aromas y matices de una copa bien elaborada.

2. ENFRIAMIENTO

- Llenar el vaso de hielos hasta su borde y con una cuchara los haremos girar en sentido de las agujas del reloj durante unos 10-12 segundos. Seguidamente con un colador o gusanillo eliminaremos el agua creada.

3. EL EQUILIBRIO

- Rellenaremos con hielos el vaso recien enfriado hasta su borde. Añadir la ginebra, como máximo 7 centilitros de alcohol y a continuación la tónica unos 20 centilitros.

4. EL CARBÓNICO

- Para proteger la burbuja, podemos verter la tónica en el vaso de dos maneras: sujetando la burbuja con la cuchara removedora para así evitar que se pierda o dejando que la tónica se deslice por todo el largo de la varilla de la cuchara, hasta caer en el vaso. Ambas opciones fortalecen el sabor del Gin Tonic e impiden que la copa se agüe con facilidad.

5. LA MEZCLA

- Queda removerlo correctamente. Se hará de manera continuada de arriba abajo sin golpear el vaso en su base (esto haría que la burbuja se fuese con rapidez) y no más de 4 o 5 veces.

6. PERFUMAR

- Para terminar el perfecto Gin Tonic, con la corteza de una lima verde haremos un twist con las pinzas y pasaremos por el borde de la copa los aceites de la bergamota para que produzca un olor refrescante y apetecible. Tirar esta piel y decorar con una rodaja de limón en el borde de la copa.


Más info útil sobre cócteles y combinados

el Gintonic perfecto
 

Pie